La Ruta del Páramo a la Ceiba

De la Ceiba al páramo o del Páramo a la Ceiba es toda una aventura para explorar, conocer y sentir

La nueva normalidad no solo trajo ideas renovadas, también permitió una revolución colectiva de pensamientos, emociones y gustos diversos por experimentar otras formas de ver el mundo, hay una tendencia que está en ascenso a la hora de conocer lugares, las culturas ancestrales, los paisajes megadiversos y una variedad de atractivos que se pueden recorrer a menor costo, incitando a desplazarse por destinos nacionales que antes no eran considerados por los viajeros, cargarse una maleta y elegir un medio de transporte apropiado para desplazarse entre los destinos nacionales y locales, son algunas nuevas formas que se vienen imponiendo a la hora de viajar.

Frailejones en el Páramo
Frailejones en el Páramo. Foto: Leonel Morales

Los destinos más alejados de Colombia como el Putumayo, que consta de tres pisos térmicos muy variados, hacen de esta región una experiencia única y enriquecedora, sentir el frio en medio de frailejones, en un páramo muy particular e inusual en el mundo, por encontrarse por debajo del límite altitudinal a menos altura sobre el nivel del mar, (2.500 y 2.800 msnm), rodeados por bosques nubados y bosques alto andinos, produce sin lugar a dudas, una sensación que inspira a conocer este territorio.

Pero antes de seguir el trayecto es una buena opción dejarse relajar por las termales en Colón, conocer la cultura Inga en Santiago o quedarse en Sibundoy con la algarabía, el colorido y la muestra cultural en el día grande o Betskanate, celebración de los pueblos Indígenas, cabe resaltar que esta festividad autóctona es considerada patrimonio cultural inmaterial de la Nación, esta cultura única en el mundo, con lengua propia, talentos destacados en la talla de madera, los tejidos, la pintura y las artesanías, son ejemplo de superación y perseverancia.

Carnaval del Perdón
Carnaval del Perdón. Foto: Leonel Morales

Después de vivir esta experiencia el recorrido continúa hacia el pie de monte andino amazónico, para ser espectador de un paisaje sin igual, aquí el macizo colombiano nos sorprende con una diversidad de fuentes de agua, que solo se pueden observar en este rincón del país, aquí el fin del mundo se impone como la cascada más alta del departamento del Putumayo, con casi setenta metros de altura desciende sobre rocas y árboles en medio de la selva húmeda tropical.

Esta zona del departamento ha ido entendiendo que su exuberante belleza natural, al igual que su recurso hídrico es un diamante en potencia, la oferta hotelera ha mejorado sus instalaciones y servicios, para hospedar a turistas nacionales y extranjeros que a diario visitan el departamento en busca de aventura.

El turismo de bienestar ha ido cobrando gran relevancia en esta zona gracias a la medicina ancestral, que ha demostrado ser de gran ayuda para personas que buscan desconectarse de lo cotidiano, en estas actividades los Taitas y sabedores indígenas en sus ceremonias y rituales manifiestan sus conocimientos tradicionales, haciendo del yagé una experiencia espiritual y mística.

Río Rumiyaco
Río Rumiyaco. Foto: Leonel Morales

El recorrido por la Ceiba continúa por la autopista acuática del río Putumayo, uno de los más imponentes y biodiversos del mundo, su trayecto atraviesa gran parte del departamento, delimitando países como Colombia, Ecuador y Perú antes de desembocar en el río Amazonas, en ese recorrido se pueden observar Ceibas que sobresalen entre el denso bosque, una de ellas y la más imponente de todas, se ha convertido en símbolo de Puerto Leguízamo, uno de los municipios más alejados del país, pero que seguramente es el más rico en biodiversidad por su gran extensión de selva virgen en plena amazonia colombiana.

Aquí se encuentra el parque nacional natural la Paya, exótico por albergar diversidad de especies animales y vegetales, los maravillosos atardeceres dorados, y su bosque húmedo tropical hacen de este territorio un jardín en medio de la selva.

La diversidad natural que ofrece el páramo la Ceiba y el departamento del Putumayo ha hecho que muchos quieran vivir otro tipo de turismo con experiencias únicas e irrepetibles, el solo hecho de viajar hasta el sur del país ya es considerado una travesía que llena las expectativas de viajeros nacionales y extranjeros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *