Cómo hacer la maleta

Marie Kondo es la reina del minimalismo. Anima a la gente a que deseche sin escrúpulos las cosas que no aportan alegría. De manera que calcetines, carteras y destornilladores deben aportarte un punto de felicidad para merecer quedarse en casa.

Tu maleta estará más organizada que nunca, si sigues los consejos de Marie Kondo. Recuerda que no necesitas llevar cosas que no tengan un auténtico propósito en tu siguiente viaje. Y ‘llevarlas por si acaso’ no vale como auténtico objetivo. Si tu maleta está organizada tú te sentirás mejor.

El embalaje de una maleta para viajes de negocios o de placer sigue los mismos principios básicos que los de almacenamiento en el hogar. La ropa debe ser doblada y empacada verticalmente. Dobla los trajes y colócalos en la parte superior. Los sujetadores deben ir en paquetes en la parte superior, y no aplanarlos. Empaca las cosas pequeñas como ropa interior en una bolsa de viaje, y transfiere las cremas, lociones y artículos de tocador en botellas más pequeñas para reducir el volumen.

Hacer la maleta constaría de cuatro pasos:

1. Haz la maleta en una sola tarde. No merece la pena en realizarla por etapas, ya que puede llegar a ser estresante, consumirás un tiempo innecesario y según Marie Kondo “hacerlo por partes, desanima”. Así que hazte la propuesta de terminarla en una tarde. Lo ideal es que sea uno o dos días antes de partir. con un día.

2. Antes de montar la maleta, separa los objetos imprescindibles (botiquín , cargadores, cámaras…) y objetos que no lo son. De las cosas no imprescindibles quédate con aquellas que te hagan feliz. El resto se quedará en casa.

3. Con todo lo que te vas a llevar seleccionado, Marie Kondo explica que lo “más efectivo” es ordenar “por categorías”. Los cuatro grupos que aconseja Kondo son: ropa; papeles y documentos; cuidado personal, y electrónica.

4. Con todo agrupado por secciones, Marie Kondo afirma que lo mejor es colocar todos los objetos de una categoría en un mismo lugar, de manera que los documentos y aparatos electrónicos podrían ir en la maleta de mano y la ropa y los productos de higiene, en la maleta de viaje.

Llega el momento de doblar la ropa y colocarla en la maleta

Eso sí, siguiendo la metodología de la organizadora japonesa, según la cual, las prendas más delicadas y propensas a arrugarse se ubicarían de pie en la parte superior para que no haya nada que las aplaste (en caso de llevar traje de chaqueta se colocaría de manera horizontal encima de todo). Por otro lado, las prendas más robustas como los vaqueros deberán ir en la parte inferior.

Los zapatos deben ir encarados y en sentido opuesto en una bolsa, para que quede un rectángulo perfecto y así poder encajarlos de manera vertical en la maleta. Todos los productos de higiene y belleza deberán ir en un neceser en frascos más pequeños para reducir volumen.

La ropa interior debe ir doblada del modo que se indica a continuación e ir ubicada en el interior de un neceser, que también se colocará en vertical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *