Brexit: El duro tiempo que se viene para el Reino Unido fuera de la UE

Hoy oficialmente el país deja de ser parte del bloque, aunque viene un periodo de 11 meses de transición. Académico británico teme que su país salga perdiendo.

Al marcar las 11 de la noche, hora londinense, el primer ministro británico, Boris Johnson, declarará como tarea cumplida el brexit, como se ha dado en llamar la salida Reino Unido de la Unión Europea, del que fue miembro fundamental por 47 años.

Pero lejos de estar completo el proceso, se inicia un periodo de transición de once meses de negociaciones, que expertos vislumbran como complejo y tenso, antes de que se declare ‘el divorcio’ definitivo el 31 de diciembre del 2020.

“El divorcio está sobre la mesa, ahora toca ver las condiciones de la separación”, aseguró, en entrevista a EL TIEMPO, Stephen Bellas, académico e investigador británico de la Escuela de Negocios de London South Bank University, experto en el brexit, para quien el período que se avecina será complicado para los británicos.

“Hay quienes vociferan, incluyendo al propio primer ministro, que el Reino Unido va a salir ganando, pero ya aislado de Europa, es muy probable, que a la larga, el país salga perdiendo”, comentó el académico.

 

Todo lo que debe saber sobre el ‘brexit’ desde el principio

Una explicación básica sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea y el impacto que ha tenido.

 

¿Cuáles son los escenarios económicos para el Reino Unido con la salida de la UE?

Londres y Bruselas buscan que el ‘brexit’ se haga con acuerdos para no afectar a la población.

Entre los principales argumentos de quienes impulsaron la campaña para no seguir en el grupo comunitario (entre ellos el primer ministro Boris Johnson) fueron que el Reino Unido le estaba dando el equivalente a 470 millones de dólares a la semana la Unión Europea y no recibía nada en contraprestación y en cambio esos recursos se le podrían dar al sistema de salud británico.

Lo que no decían era que los beneficios para el Reino Unido no pueden cuantificarse solamente en dinero, pues aquellos están representados en facilidades comerciales, arancelarias, financieras, de movilidad, de residencia, así como de un conjunto de garantías –incluso en dinero para algunos sectores- que todavía disfrutarán los británicos por un corto tiempo, y que según analistas suman más de lo que le entregan al bloque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *