Leonor Espinosa recibe el Basque Culinary World Prize 2017

La chef colombiana Leonor Espinosa ha recibido el Basque Culinary World Prize 2017 este miércoles durante una Gala celebrada en el Tabakalera, el centro internacional de cultura contemporánea de San Sebastián.

La Consejera Arantxa Tapia ha otorgado a la chef colombiana Leonor Espinosa la distinción por su trabajo en Funleo; una fundación de “Gastronomía para el desarrollo” que reivindica el saber ancestral de poblaciones, sobre todo indígenas y afrocolombianas, impulsando procesos de crecimiento rural en marcos de soberanía alimentaria, creando canales de comercialización con pequeños productores, así como espacios para la educación, nutrición, emprendimiento y turismo en localidades étnicas.

Basque Culinary World Prize 2017

El premio creado por Basque Culinary Center y el Gobierno Vasco, distingue a chefs con iniciativas transformadoras que demuestran que la gastronomía puede traducirse en un motor de cambio en ámbitos como el de la innovación, educación, medio ambiente, desarrollo social o económico, salud o, en general, que impacten positivamente en la sociedad.

Leonor Espinosa fue proclamada como ganadora del premio en la reunión anual del Consejo Internacional de Basque Culinary Center que tuvo lugar en en México en el mes de junio, al imponerse a los otros 9 finalistas.

El Basque Culinary World Prize 2017, que cuenta con una dotación económica de 100 mil euros, se destinará a proyectos de la chef englobados en Funleo, como la inauguración de un Centro Integral de Gastronomía en el Chocó, dónde como marco alternativo al narcotráfico, conciencie al país de su riqueza gastronómica para que, de forma autónoma, sus comunidades transformen su patrimonio biológico, cultural e inmaterial en formas de desarrollo social y económico.

Durante la ceremonia de entrega del premio la ganadora, Leonor Espinosa, Mejor Chef Femenina de América Latina 2017, en un emotivo discurso ha puntualizado: “El premio significa una ilusión para aquellas comunidades que durante años han luchado por ser reconocidas a través de su valor ancestral y aporte a la identidad cultural nacional. Es una forma de mitigar el silencio generado por el conflicto armado, la injusticia y la exclusión. Y para el país ratifica, en este proceso de reconciliación, la importancia de apostar por procesos gastronómicos como herramienta significativa para el desarrollo económico de las poblaciones donde realmente se encuentra el verdadero patrimonio generador de bienestar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *