Finlandia: Ruta por Laponia

Visitar esta región en invierno permite disfrutar de los paisajes más prístinos de Europa

Si es diciembre, nada más aterrizar en Ivalo te rodea la nieve y la oscuridad. Ivalo cuenta con el aeropuerto más septentrional de la Laponia finlandesa, situado 234 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico. La temperatura diurna ronda los quince grados bajo cero y muchas noches esa cifra se dobla. Apenas hay un par de horas de claridad al día y el resto es silencio, como diría Hamlet, o como suena la pisada de una perdiz nival. El periodo de oscuridad llamado kaamos dura un par de meses en torno al solsticio de invierno. Antes de que el sol recobre poco a poco su poder se puede disfrutar, a la hora del crepúsculo, del «momento azul». Es cuando tierra nevada y cielo parecen fundirse, como si todo estuviese pintado con una tenue mano azulada. Un instante en que se difunde la calma, máxime en ausencia de viento, lo cual se junta al silencio, el mayor regalo de Laponia. Ni se oyen caer unos copos de nieve a los que llaman «manoplas» por su tamaño.

 

Bosques sin fin
La taiga, el bosque de coníferas propio del norte de Escandinavia, Rusia y América, cubre la mayor parte del territorio finlandés. Este paraje se halla al norte de Rovaniemi.

 

El momento azul
Esta fotografía se tomó a las 2 del mediodía de un 27 de diciembre en Kaldfjord (Noruega). Se diría que va a amanecer, pero el sol no llega a asomarse en el horizonte.

 

Comunión con la naturaleza
Conducir un trineo de perros por un territorio nevado hasta donde alcanza la vista puede ser uno de los alicientes de un viaje Laponia.

 

El turismo de las auroras
Viajar en invierno al norte de Escandinavia para intentar ver una aurora boreal es cada vez más común. Tromsö, Kiruna, Rovaniemi e Ivalo son destinos habituales.

 

Tromsö desde el Storsteinen
El teleférico de Fjellheisen, que permanece abierto durante todo el año, permite disfrutar de una vista excepcional de la ciudad de Tromsö y los canales y las montañas que la rodean.

 

El Fiordo Ulls
La nieve y el frío están omnipresentes durante el invierno en Laponia. Los lagos y los ríos se hielan, así como algún brazo de mar, como este fiordo junto a la localidad noruega de Svensby.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *