ISLA MUJERES Y CANCUN

ENRIQUE CORDOBA

Regresé a Cancún y he vuelto a gozar de nuevas experiencias en este paraíso
mexicano del Caribe.
Cancún es la más extensa playa que yo he visitado, de arena suave, aguas
transparentes-verde- azuladas y con esa excepcional belleza natural.
El mar cálido y el sol radiante, durante la mayor parte del año, son otros de los
grandes atractivos de este destino turístico.
Y ni qué decir de la extraordinaria y monumental infraestructura hotelera,
variedad de restaurantes, cocina internacional de primera categoría y facilidades
de vías y transporte.
Caso aparte es la excelencia del profesionalismo y cordialidad de los empleados
del Front desk, camareros, maleteros, cocineros, choferes y gerentes. En atención
y servicio, los mexicanos no tienen comparación, son los campeones en los cinco
continentes.
Tres días pasaron volando en esta última visita en la que un grupo de periodistas
fuimos invitados al vuelo inaugural de South West Air, desde Fort Lauderdale a
Cancún, y nos alojamos en el hotel Fiesta Americana Condesa.

DIA 1
Del aeropuerto de Cancún nos trasladamos para almorzar en un hotel del Grupo
Generations Riviera Maya, y justo en ese momento estaban grabando un video
con el mariachi del famoso “Divo de Júarez”, Juan Gabriel, fallecido en Los
Angeles, en agosto de 2016, y nos invitaron a presenciar el show. “Esta casa
perteneció a Juan Gabriel y aquí vivió los últimos siete años de su vida”, dijo la
nueva propietaria. La mansión sobre un área de 30 hectáreas, en la Riviera Maya,
tiene teatro y estudio de grabación construido por el artista, adornos orientales y
colecciones fotográficas del cantante con celebridades de la farándula.
En la tarde después de un chapuzón en el mar, Teresa Villareal, especialista en
turismo de su país, nos provocó y no hicimos resistencia. Comimos tacos al
pastor, quesadillas y batata dulce, para empezar a subir unos kilos. “Los tacos son
de carne de puerco con adobo a base de achiote, annato “, explicó.
La cena acompañada con vinos del valle de Guadalupe, fue ofrecida por el
portugués mexicanizado, Pedro Pinhal, Gerente del Hotel Great Parnassus.

DIA 2
Isla Mujeres es una idílica isla de siete kilómetros y medio de largo, poblada por
18.000 habitantes y está ubicada a 13 kilómetros de Cancún que se navegan en 20

minutos, en un ferry de dos pisos, que zarpa de Puerto Juárez, mientras un
guitarrista bilingue interpreta seis canciones y pide la propina.
El guía Germán Garcia, quien nos recibe en tierra, cuenta la historia de Isla
Mujeres: la isla estaba consagrada a Ixchel, diosa maya de la Luna, el amor y la
fertilidad. Recibía ofrendas con formas femeninas que los creyentes depositaban
en sus playas. Al llegar el andaluz Francisco Hernández de Cordoba, en 1.517, su
descubridor la llamó isla Mujeres.
En esos tiempos de la Conquista, los piratas se extendieron por el Caribe y las
islas eran refugio ideal.
Fermín Mundaca fue un pirata famoso que se escondió en una esquina del islote,
huyéndole a la ley que lo perseguía por tráfico de esclavos. Fundó una hacienda,
que hace parte del recorrido turístico por la isla; se conservan la casa, un aljibe y
utensilios que pertenecieron al vasco prófugo.
“Somos el despertar de México”, suelen decir los isleños en razón de su ubicación
geográfica al este de la península de Yucatán. Se enorgullecen puntualizando:
“somos los primeros en recibir los rayos del sol”.
“Realmente los amaneceres son bonitos”, asegura el guía. Abundan las tortugas y
delfines. También son espectaculares las playas, coloridas las casas de madera de
los locales e imponentes los arrecifes.
El festival del tiburón ballena se realiza todos los años del 21 al 23 de Julio y es
uno de los eventos más importantes de la isla. Es un torneo reconocido por atraer
desde pescadores, amantes del mar y científicos quienes acuden para dar
conferencias sobre el tiburón ballena, considerado el pez más grande del mundo
que alcanza a pesar diez toneladas y un tamaño de diez metros de largo.
Los grafitis enormes que se ven en las parades y muros alrededor de la isla son
alegóricos a temas relacionados con animales del mar y fauna local. Sobre
grafitis, los isleños también organizan concursos callejeros cuyas pinturas
adornan muros y paredes.
Gastronomía: la especialidad es el pescado tikin xic, que debe su rico sabor,
según el guía Garcia, “a un aderezo a base de zumo de naranja, tomate, pimiento
y sal”.
Una parte del paisaje de la isla es apreciar a los turistas en parejas o grupos,
recorriendo la isla en carritos de golf o en bicicleta.
La hotelería es diversa y “hay alojamiento para todos los bolsillos”. La gente es
alegre, hospitalaria y el ambiente que se vive es de vacaciones todo el año.
Diariamente la visitan de 2.000 a 3.000 personas. Muchos de los visitantes
manifiestan sus ganas de quedarse, afirma Garcia. En el norte de la isla hay una
zona poblada por extranjeros, americanos, en su gran mayoría, quienes han
adquirido mansiones donde residen la mitad del año y se escapan de los crudos
inviernos.
Garrafon Reef Park es quizá la belleza natural más conocida de Isla Mujeres.

Además de lo exótico del lugar y las extraordinarias vistas, posee playas y un mar
paradisíacos. Adecuado para actividades recreativas: snorkeling, kayak, ciclismo,
senderismo, volar en una tirolesa, o nadar con delfines amigables.

DIA 3
Experiencia en la jungla maya. Lanzamientos en tirolesas y excursión por los
cenotes del sistema SAC AKTUN. Es el segundo sistema de ríos subterráneos más
grande del mundo.
Gustavo Hinojo, guia de Alltournative, da instrucciones para que la aventura sea
segura. Indica la ropa a usar y nos traslada en un vehiculo 4×4 hasta un lugar de
la selva yucateca. En ese corazón de la naturaleza nadamos dentro del cenote,
hicimos un circuito de tirolesas, y atravesamos la jungla a traves de circuitos de
tirolesas.
Terminamos el recorrido en una cuerda que nos llevó directo al agua. Ahí empezó
lo emocionante, porque hicimos un snorkel dentro de otro cenote. En su interior
apreciamos las formaciones dentro de la cueva: vimos las estalactítas y las
estalacmitas, encontramos algunos peces gatos, y despues realizamos el recorrido
de regreso hasta el centro de partida. Nos esperaba una comida tradicional: pollo
en achiote, frijoles, arroz y ensalada.
Cancún seguirá siendo un destino inagotable y encantador que garantiza
satisfacciones por las maravillosas alternativas de playa, sol, gastronomía, las
gentes y su folclor.

enriquecordobar@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *