Conoce Pyeongchang, la sede de los juegos olímpicos de invierno 2018

평창 동계 올림픽 Los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018

Una región con más de un ochenta por ciento de montañas y que ofrece “bosques muy densos, y una naturaleza muy apropiada para juegos de invierno”, cuenta Jung Chang Soo. Además, añade el Presidente de la Organización Nacional de Turismo de Corea, “las tres temáticas para los Juegos de invierno serán: la paz, la cultura y la ecología”.

A menos de 130 kilómetros de Seúl, Pyeongchang será el principal escenario olímpico en 2018.

Si lo aquejan el estrés y las responsabilidades de la vida diaria, planear un viaje a Pyeongchang, la ciudad que albergará los Eventos Deportivos de Invierno 2018, será una manera de tomar aire puro y reencontrarse con la naturaleza. Podrá ver a las ovejas pastando tranquilamente en vastas praderas bajo un cielo azul profundo. En otoño, los campos se visten de blanco con las flores de alforfón, que son el telón de fondo del Festival Cultural Hyoseok; mientras que en invierno el lugar de llena de visitantes ansiosos por participar de los diversos festivales invernales y divertirse en las estaciones de esquí.

Phoenix Snow Park

Phoenix Snow Park es una de las muchas estaciones de esquí de Pyeongchang. Con varias pistas certificadas por la Federación Internacional de Esquí, los esquiadores pueden elegir libremente el curso por la montaña y el lugar será la sede de competiciones de snowboarding durante los Eventos Deportivos de Invierno 2018.

La cima del monte, llamada Montblanc, está a 1.050 m sobre el nivel del mar. Bajar con los esquís por esta ladera es alucinante, pero incluso aquellos que no deseen practicar esquí o snowboarding pueden cautivarse con las vistas de las montañas y los valles de la zona.

Alpensia Resort

Alpensia Resort es un complejo turístico situado en Daegwallyeong, un lugar con un entorno natural bello y puro. El complejo se divide en una zona de deportes de invierno y en una zona de resort y aldea de golf. La parte del resort cuenta con hoteles, condominios, así como el parque acuático Alpensia Ocean 700.

El sitio del salto de esquí funciona actualmente para prácticas y competiciones oficiales. Además, también sirve como observatorio. Los visitantes pueden tomar el monorraíl hasta este destacado punto de avistaje para contemplar el hermoso paisaje, así como experimentar la emoción del salto de esquí indirectamente, a través de los atletas que practican aquí regularmente.

Yongpyong Resort

Yongpyong Resort es visitado por muchos apasionados de los deportes del invierno, por disponer de muchas pistas de esquí de diferentes dimensiones, incluyendo la más larga de Corea.

La diversión no termina con el fin de la temporada de esquí; a partir de abril (y hasta noviembre), los visitantes pueden jugar al golf en el complejo. Otras actividades incluyen tirolesa y deportes extremos. Desde la primavera hasta el otoño se pueden practicar senderismo o excursionismo de montaña. Se recomienda en especial tomar el teleférico hasta la cima del monte y respirar el aire fresco a medida que camina cuesta abajo.

Granja Samyang

Conocida como la pradera más extensa de Asia, la Granja Samyang posee un magnífico paisaje natural. Las vacas y las ovejas pastan en esta extensa pradera; y en la parte superior de la colina se encuentra una línea de imponentes generadores eólicos que parecen salidos de un cuento de hadas.

Hay un trayecto de unos 4,5 kilómetros desde la entrada de la granja hasta el observatorio. Cuando el cielo está despejado, los visitantes pueden divisar el Mar del Este, incluyendo una espectacular vista del amanecer. Debido a su elevada ubicación, la amplia diferencia de temperatura provoca que haga mucho más frío en la cima, así que se aconseja llevar ropa de manga larga incluso en verano.

Granja de Ovejas Daegwallyeong

La Granja de Ovejas Daegwallyeong, a menudo descrita como “los Alpes de Corea”, es donde los visitantes pueden apreciar la vista simultánea de las amplias praderas y la costa del Mar del Este. Durante la primavera, el verano y el otoño, los rebaños de ovejas vagan por las verdes llanuras.

Este lugar también es famoso en invierno, cuando está cubierto de nieve, y es especialmente popular entre los amantes de la fotografía que llegan para capturar su belleza temprano por las mañanas. Siguiendo un sendero de 1,2 kilómetros se puede bordear la granja, pero no toma mucho tiempo. Aunque cueste un poco subir la pendiente, vale la pena contemplar la vista desde la cima del cerro más elevado de la granja, sobre todo si alcanza a ver las aguas del Mar del Este y el arroyo Gangneungsinae.

Granja Herbnara

La Granja Herbnara es un espacio de recreo con un bello entorno natural y perfume de hierbas. Las azaleas florecen en primavera, mientras que en otoño el follaje del valle se cubre de cálidos tonos como amarillo, anaranjado y rojo. En verano, el fresco valle sirve como zona de juegos de agua para niños y adultos por igual, mientras que en invierno son dignos de ver los paisajes nevados.

Hay varios jardines temáticos y en el restaurante y el café se sirven platos y bebidas a base de hierbas cultivadas en la granja. Se pueden adquirir tés y otros productos elaborados con hierbas, ideales para llevar como regalo.

Aldea Cultural Hyoseok

Cada otoño, las flores de alforfón invaden el distrito de Bongpyeong-myeon, en Pyeongchang-gun. En el pico de la temporada de floración, se puede disfrutar del hermoso paisaje de los campos de alforfón en toda el área, que es especialmente romántica bajo la luz de la luna. Inspirado en este entorno, el reconocido autor coreano Lee Hyoseok escribió Cuando florece el alforfón, y en su honor se celebra en septiembre de cada año el Festival Cultural Hyoseok.

Incluso durante la época que no se ven las flores de alforfón, los restaurantes de Bongpyeong ofrecerán platillos hechos a base de este grano. Si hace una visita al Museo de Lee Hyoseok y disfruta de algunos de los platillos de alforfón, una delicia regional, no olvidará fácilmente su visita a Pyeongchang.

Jeonggangwon

El Centro de la Comida Tradicional Coreana, Jeonggangwon, se estableció con el fin de conservar, investigar, difundir y promover los valores y méritos de la cultura alimentaria tradicional coreana.

Se llevan a cabo diversas actividades en edificios de estilo hanok; hay un área de exhibición de comida coreana y se ofrecen programas interactivos relacionados con las casas hanbok y el traje tradicional hanbok. También hay un restaurante que ofrece el menú tradicional de comida coreana hanjeongsik.

Con la hermosa arquitectura hanok y un bello jardín como telón de fondo, se pueden tomar muchas fotos de las tinajas en exhibición, especialmente populares entre los extranjeros.

Templo Woljeongsa

El templo Woljeongsa cuenta con una historia milenaria, por lo que es un legado cultural y fuente de orgullo para Pyeongchang. Aunque muchos patrimonios culturales, incluido el templo, fueron destruidos durante la Guerra de Corea (1950-1953) y más tarde reconstruidos, los visitantes pueden sentir la fuerte coexistencia entre la dignidad y el espíritu del monte Odaesan.

Muchos tesoros nacionales también se conservan en el Museo Woljeongsa, otro lugar de visita obligada. Desde la entrada del templo se abre un camino que lleva a través de un denso bosque de abetos. Recorrer este famoso sendero es una actividad muy popular entre los coreanos, que sirve para despejar la mente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *