Estados Unidos: Los volcanes más peligrosos de Estados Unidos

Estos son los volcanes que entrañan una mayor amenaza en los Estados Unidos: los científicos explican por qué

 

Volcán Kilauea, Hawai

Volcán Kilauea, Hawai

El Kilauea ha entrado en erupción unas 54 veces durante el siglo XX. En la imagen un helicóptero sobrevuela la zona de la ladera este del volcán el 19 de mayo de 2018 mostrando los flujos de lava que emergen de una fisura alargada de la que se forman varios canales de lava

 

saint helens. Monte St. Helens, Washington

Monte St. Helens, Washington

El monte Saint Helens, flanqueado por los montes Adams -a la izquierda- y Hood, vuelve poco a poco a la vida, abriendo muchos interrogantes. La erupción de hace cerca de 40 años mató a 57 personas y destruyó más de 500 kilómetros cuadrados de bosque.

 

Monte Rainier . Monte Rainier,  Washington

Monte Rainier, Washington

Con una altura de 4.392 metros sobre el nivel del mar, el monte Rainier​ es un estratovolcán además de la montaña con mayor prominencia de los Estados Unidos continentales. También es considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo; debido a su gran cantidad de hielo glaciar, el monte puede llegar a producir lahares masivos que pondrían en peligro todo el valle del río Puyallup

 

Monte Redoubt. Monte Redoubt, Alaska

Monte Redoubt, Alaska

En esta imagen podemos observar una fumarola en el Monte Redoubt, en Alaska, un día antes de que se produjera la erupción del 22 de marzo de 2009. El volcán muestra una salida de vapor y se puede apreciar como el glaciar de la cima se agrieta, derrite y precipita.

 

Las Tres Hermanas, Oregon

Las Tres Hermanas, Oregon

Vista aérea de los volcanes de las Tres Hermanas en Oregon, De izquierda a derecha se pueden apreciar a las llamadas Hermana del Sur, Hermana Mediana y Hermana del Horte. En el primer plano a la izquierda se puede observar el flujo de lava de riolita del volcán ‘Newberry, que con 2.200 años de antigüedad, una de las unidades volcánicas más recientes de Oregón. .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *