Asia y Europa: Transiberiano, de Moscú al Pacífico en tren

Hay pocos viajes ferroviarios tan míticos como el Transiberiano, un recorrido a lo largo de 9.289 kilómetros desde Moscú hasta Vladivostok

El Transiberiano no hace referencia a ningún tren, sino a la línea férrea construida a finales del siglo XIX que unió la Rusia europea con sus lejanas provincias siberianas tras años de trabajos hercúleos. Moscú es el lugar perfecto para adentrarse en la historia y el alma de Rusia, una ciudad que no es asiática ni europea, sino simplemente rusa: iglesias de cúpulas bulbosas que recuerdan mezquitas salidas de Las mil y una noches, el Kremlin agazapado tras sus poderosas murallas rojizas, la sombría arquitectura estalinista, un sinfín de rincones para descubrir una ciudad con mil rostros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *