Museo: Primer museo digital del mundo.

En el Mori Building Digital Art Museum, localizado en Tokio, Japón, se encuentra el nuevo y sobre todo, primer museo digital, interactivo, permanente a escala real, llamado ‘ Borderless Art’, que hay en el mundo que cuenta con más de 50 piezas y más de nueve mil metros cuadrados.

Además de ser pionera, posee 470 proyectores repartidos en 10.000 metros cuadrados y con 520 ordenadores que fueron implementados por el colectivo artístico teamLab, que es con el que está colaborando el promotor del urbano del museo. Todas las obras son realizadas en tiempo real, esto quiere decir que no son pregrabadas.

 

 

El cofundador de teamLab, Toshiyuki Inoko de 41 años, explicó que habían creado un universo sin fronteras compuesto por obras de arte “que se desplazan solas, se comunican entre ellas y a veces se mezclan con otras”.

La colección de obras de arte te hace pasar por un día en el que de acuerdo a su imaginación lo hace vivir una experiencia visual, corporal, auditiva y sensorial. De esta forma, con cinco universos distintos en el barrio futurista de Odaiba, puede viajar por una cascada que baja a toda velocidad por una pared que inunda la sala, volar por el espacio saltando desde un trampolín, caminar entre lamparas donde las personas pueden crear su propio arte mientras toman un mágico té de flores, pasear en medio de un océano, y hacer parte de un centenar de bailarines que se muestran como siluetas traslucidas.

La razón por la cual decidieron instaurar este nuevo método era porque los dueños quieren hacer que el arte mueva a las personas para que de este modo, se pueda realizar una fusión perfecta entre el publico y el arte. Su objetivo fundamental es eliminar cualquier tipo de fronteras que tienen estos dos, para que así los artistas tengan la libertad que ellos necesiten con las nuevas tecnologías.

En cualquier momento, detrás de toda esta gigante creación se encuentran 500 tecnólogos: ingenieros, matemáticos, expertos en robótica, programadores informáticos y artistas, entre otras personas que están ahí para cualquier pregunta al final del tour.

La entrada para los visitantes tiene un costo de 28 dolares. Así que si tiene un viaje planeado a Tokio no se olvide en anotar en su lista de actividades turísticas al ‘Borderless Art’ para visitarlo y vivir una experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *