Estados Unidos: Hotelazos que surgieron de la chatarra

Alojamientos modernos, lujosos y con un punto extra: están hechos con material reciclado.

 

Flophouze-hotel-. Flophouze Hotel, Texas (EE.UU.)

FLOPHOUZE HOTEL, TEXAS (EE.UU.)

La primera visión de este hotel tejano son sus enormes ventanales –por cierto, también recuperados de una escuela antes de ser demolida– instalados en la parte frontal de grandes contenedores de carga. Solo que en lugar de verlos desfilando delante nuestro por encima de las vías o sobre la cubierta de barcos, están totalmente equipados para convertirse en un completísimo alojamiento. Llanuras verdes moteadas de vacas, un lago cercano y atardeceres de revista es parte de la oferta del entorno. Justo a medio camino entre Houston y Texas, el Flophouze tiene una propuesta de lo más sugerente: ¿no resulta evocador dormir en un habitáculo que quizás ha dado la vuelta al mundo varias veces?

 

Rimba-Jimbaran-bali. Rimba Jimbaran Hotel, Bali (Indonesia)

RIMBA JIMBARAN HOTEL, BALI (INDONESIA)

20 hectáreas de jardines tropicales envuelven esta joya balinesa, cuyo apropiado nombre, ‘Rimba’, responde a la palabra indonesia ‘bosque’. Asentada en la ladera de una colina con excelentes vistas al mar, entrar en este hotel significa caminar entre pasillos, lobbies y habitaciones hechos de madera y acero reciclados de los barcos pesqueros de la zona. En las paredes del espectacular bar de la terraza luce madera reutilizada también procedente de barcos, y las decoraciones y muebles cuentan con detalles y acabados hechos a base de cristal de botellas utilizadas. El arte que embellece de colores las habitaciones está tejido con ropa reciclada. Una experiencia ecoturística redonda.

 

tubohotel-dusk-1114x430. Tubohotel, Tepoztlán (México)

TUBOHOTEL, TEPOZTLÁN (MÉXICO)

Una montaña de tubos de cemento estaba a punto de quedar abandonada y sin ningún uso hasta que apareció esta iniciativa de reciclaje. Efectivamente, las camas de las habitaciones que ofrece este alojamiento están instaladas en habitáculos cilíndricos y están ubicados en mitad de una huerta orgánica del Pueblo Mágico, en la ciudad de Tepoztlán. No se trata de un hotel con grandes lujos, pero lo que estas pirámides tubulares aseguran a todos los huéspedes es una contribución a este proyecto de reutilización de materiales.

 

sherwood-hotel. Sherwood Hotel, Queenstown (Nueva Zelanda)

SHERWOOD HOTEL, QUEENSTOWN (NUEVA ZELANDA)

El interior de la Isla Sur de Nueva Zelanda es el idílico escenario en el que el Sherwood despliega sus encantos. Todos ellos encaminados a hacer sentir a los huéspedes una plena integración en el entorno, con un contacto directo con la naturaleza circundante. A sus pies, el lago Wakatipu, y en el horizonte los picos de Queenstown. Tras restaurar un edificio en ruinas para construir las habitaciones, el equipo del hotel tuvo como prioridad el uso de materiales reciclados, algo visible en el mobiliario. Paneles de corcho en las paredes, nylon, antiguas redes de pesca o neumáticos viejos de coche para las baldosas del suelo y mantas del ejército italiano como cortinas son algunas de las más exóticas.

 

hotel barrica . Habitaciones en barricas, Sasbachwalden (Alemania)

HABITACIONES EN BARRICAS, SASBACHWALDEN (ALEMANIA)

Dormir en las barricas que antaño hicieron madurar grandes vinos en su interior ofrece, a su vez, la posibilidad de abrir los ojos de buena mañana, levantar la vista y encontrarse rodeado por la reconfortante vista de los fértiles viñedos del del valle del Rin alemán bañados por el sol. Y saber que al final del día y gracias a las espectaculares vistas que ofrecen las habitaciones, se podrá contemplar una puesta de sol teñida de mil colores desde la misma ventana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *