Foto del día: La ciudad brillante

En el año 936, a 5 kilómetros de Córdoba, el califa Abderramán III erigió Madinat al-Zahra –Medina Azahara– una nueva y espléndida capital como símbolo de la grandeza de su reinado. Entre los principales motivos para su construcción, se cree que el califa Omeya -de la rama islámica suní- lo hizo mostrar su superioridad ante sus grandes enemigos, los fatimíes de Ifriqiya -de la rama Chií-, que según la historia del Islam medieval ocupó el territorio del norte de África que corresponde a Túnez en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *