Animales: El secreto de la lengua de los gatos

La curiosa lengua de los gatos está cubierta de espinas puntiagudas llamadas papilas, cuya función precisa era un misterio

Los gatos domésticos duermen una media de 14 horas al día, pero cuando están despiertos emplean hasta un cuarto de su tiempo en lamerse para eliminar las pulgas, limpiarse y refrescar el pelo que recubre su cuerpo.

Así, sus lenguas están cubiertas de cientos de espinas puntiagudas curvadas en la misma dirección llamadas papilas, que son las responsables de darle un tacto tan áspero a la sinhueso. Ahora, un equipo de investigadores ha estudiado las lenguas de seis especies de félidos y revela por primera vez la existencia de una cavidad interna en cada papila que recoge la saliva de la boca y la distribuye en el pelaje a través de los lametazos. Según el estudio titulado Cats use hollow papillae to wick saliva into fur y publicado recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, estas finas estructuras desempeñan un papel clave en el aseo felino.

 

Acicalarse a lenguetazos

Acicalarse a lenguetazos

Cada cavidad en forma de “U” se encarga de recoger saliva de la boca para luego distribuirla por el pelo en los lengüetazos. En concreto, cada uno de los huecos puede almacenar hasta 4.1 μL de saliva, cantidad equivalente a una décima parte de una gota del típico colirio. Además, con cada lametón, la lengua deposita cerca del 50% del fluido en el pelaje para refrescarse y regular la temperatura corporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *