Colombia: : De los Andes al Caribe

En Colombia, los viajeros suelen aterrizar con una maleta cargada de prejuicios y despegan con otra llena de revelaciones. Colombia cambió hace ya tiempo y su imagen estereotipada se diluye en cuanto se entra en contacto con la amabilidad de su gente.

 

shutterstock 349300913. Villa de Leyva

Villa de Leyva

Uno de los Pueblos Patrimonio mejor conservados una distinción que ostentan 14 pueblos que han conservado la esencia de la arquitectura tradicional.

 

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 15.34.54. Bogotá

Bogotá

El Capitolio, sede del Congreso, es uno de los edificios más monumentales de la capital colombiana. Se edificó entre 1848 y 1926, una época convulsa para la política del país.

 

qpx-121295307. Valle de Cocora

Valle de Cocora

Es uno de los parajes más espectaculares del Eje Cafetero. Aquí crece la palmera de cera, que alcanza los 60 metros de altura. Se accede desde Salento.

 

GettyImages-529696394. Barichara

Barichara

Este pueblo, donde parece que el tiempo no pasa, conserva el mismo aspecto que hace tres siglos.

 

G6DXC1. El eje cafetero

El eje cafetero

Manizales, Pereira y Armenia se hallan en una de las regiones más fértiles del país. Además de café, se cultivan numerosas frutas.

 

X3H-2657598. Vendedoras de fruta en Cartagena de Indias.

Vendedoras de fruta en Cartagena de Indias.

El carácter andino y el de la costa: las dos colombias

Fruto del mestizaje, la colonización y las oleadas migratorias procedentes de los países caribeños, los andinos, Europa y Próximo Oriente, la sociedad colombiana resulta casi tan diversa como sus paisajes. Sin embargo, es posible diferenciar entre el estilo de vida de los colombianos de las regiones de interior y los del litoral. Las ciudades de montaña (Bogotá, Medellín y Cali) concentran la mayoría de la población, las infraestructuras y las carreteras son buenas, y se trabajan más horas que en la costa, donde el calor llega a ser sofocante. La cultura caribeña impregna todo el litoral –también el del Pacífico– con su carácter relajado, su música, los rasgos de sus gentes e incluso su alimentación, basada en el pescado y el plátano, a diferencia de la cocina andina, que prefiere el arroz y la carne.

 

WR2336792. Cartagena de Indias

Cartagena de Indias

Los balcones con tejadillo sobrevuelan las aceras de la ciudad amurallada, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.

 

qpx-122638359. Embalse de Guatapé

Embalse de Guatapé

Su construcción terminó en 1979 y es común ver a turistas y locales practicando deportes náuticos.

 

qpx-93979753. Desierto de Tatacoa

Desierto de Tatacoa

Con su característica tierra rojiza y 330 kilómetros cuadrados de extensión, el desierto de Tatacoa es la segunda zona árida más grande del país después de la península de Guajira.

 

shutterstock 394469662. Pico Cristobal Colón

Pico Cristobal Colón

En la Sierra de Santa Marta, esta montaña de 5775 metros se asoma imponente al mar Caribe.

 

DJI 0507. Parque Nacional de Tayrona

Parque Nacional de Tayrona

De clima tropical, el este Parque Nacional ofrece algunas de las mejores playas que se pueden encontrar en Colombia.

 

qpx-117153801. Tayrona, un parque nacional en el caribe

Tayrona, un parque nacional en el caribe

El pueblo de Cabo San Juan de la Guía tiene la playa más popular de esta reserva situada entre el mar y la Sierra Nevada de Santa Marta.

 

Captura de pantalla 2017-05-03 a las 18.03.28. Un país entre dos aguas

Un país entre dos aguas

1. Bogotá. En la capital colombiana se recomienda visitar el barrio de La Candelaria y el Museo del Oro.

2. Villa de Leyva. Fundada en 1572, preserva en perfecto estado su arquitectura colonial.

3. Salento. Es una de las poblaciones del Eje Cafetero y la base para acceder al frondoso valle de Cocora.

4. Cartagena de Indias. Iglesias y casas de balcones con buganvillas ocupan la ciudad amurallada.

5. Mompox. A orillas del río Magdalena, es otro tesoro colonial declarado Patrimonio Mundial.

6. P. N. Tayrona. El sector de Castilletes es el más aconsejado para los amantes de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *