Grande Colombia: La magia de los pueblos patrimonio de Colombia

Estas localidades han sabido conservar la esencia de la arquitectura tradicional y colonial y hoy son pequeños museos de la vida rural.

 

villa de leyva. Villa de Leyva

VILLA DE LEYVA

Uno de los más impresionantes es Villa de Leyva, donde todas las edificaciones son de estilo colonial, con sus ventanas y balcones pintados de verde, y la adoquinada y enorme Plaza Mayor, una de las más grandes de toda Sudamérica.

 

ráquira. Ráquira

RÁQUIRA

Ráquira, conocido como el pueblo de los alfareros, también maravilla con las coloridas fachadas ocupadas por tiendas donde venden menaje de barro, hamacas, textiles y toda suerte de artesanías.

barichara. Barichara

BARICHARA

Otro famoso «pueblo patrimonio» es Barichara, en el departamento de Santander, con calles empedradas y casitas encaladas de planta baja con alféizares pintados de llamativo color en las que la historia hace tiempo que se detuvo.

 

mompox. Mompox

MOMPOX

Mompox, un «pueblo patrimonio» perdido en un meandro del río Magdalena, se halla a unos 250 km de Cartagena, tan perdido que para llegar se tardan seis horas en lancha remontando el río o algunas más por carretera. Mompox fue uno de los puertos fluviales más importantes del río Magdalena durante la colonia. Ese trasiego comercial hizo que florecieran ricas casas con ventanales enrejados y también iglesias barrocas.

 

salamina. Salamina

SALAMINA

Situada en pleno eje cafetal, Salamina es uno de los «pueblos patrimonio» más festivos de Colombia. Sus calles repletas de fachadas coloreadas se transforman completamente a finales de noviembre e inicios de diciembre, cuando tienen lugar las fiestas patronales de la Inmaculada Concepción. La fachada deslumbrante de la catedral es también otro de sus principales atractivos.

 

jardin3. Jardín

JARDÍN

Este pequeña villa paisa tiene numerosos atractivos que ofrecer al visitante. Subir a lo alto del campanario de la iglesia para contemplar una panorámica de la zona da una idea de la fisionomía de la zona, aunque otra buena opción es atreverse con el teleférico de La Garrucha. Todo lo que contempla la vista desde las alturas también puede descubrirse a nivel de tierra por el Camino de la Herrera, que descubre rincones idílicos como la Cascada del amor.

Guaduas

GUADUAS

Empezando por la plaza de la Constitución, con la catedral de San Miguel, Guaduas tiene un bonito centro histórico por descubrir. El mirador de la Piedra Capira permite tomar buenas panorámicas de la región y descubrir el entorno verde que rodea este «pueblo patrimonio», generosamente regado por el río Magdalena. Y para reponer fuerzas, parada obligada en El Néctar, la tradicional pastelería que endulza la villa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *