Historia: Normandía 75 años después del día D

Un desembarco que cambió la Historia… y que ahora vertebra un viaje con el que revivir sus episodios fundamentales.

 

Primera parada: Caen

PRIMERA PARADA: CAEN

Una de las ciudades más importantes de la zona es Caen, donde los enfrentamientos no concluyeron hasta el 19 de julio. La ciudad alberga el que probablemente sea el museo más interesante de Normandía dedicado a la guerra: el Memorial Caen, donde el foco no solo se pone en el Día D, sino que abarca muchos otros aspectos de la Segunda Guerra Mundial.

 

Playa de Omaha

PLAYA DE OMAHA

Omaha, Utah, Sword, Juno, Gold…son algunas de las playas cuyo nombre ha quedado inmortalizado, no solo para la historia, también en la literatura y la filmografía. Arenales que anteriormente se conocían de otra forma pero cuyo topónimo ha quedado ligado para siempre a esta operación militar. El desembarco del 6 de junio de 1944 en estas costas de Normandía fue la operación anfibia y aerotransportada más importante de todos los tiempos. Aún hoy son muchos los visitantes que vienen a rendir su homenaje a los soldados que liberaron Francia y a conocer los lugares auténticos.

Si existe un lugar mítico en toda esta historia es la playa de Omaha, aunque en ella casi fracasa toda la operación. El ataque fue tan duro que recibió el apodo de «Omaha la sangrienta». Situada en Colleville-sur-Mer, aquí se realizan visitas comentadas por la playa que comienzan en el Paseo Marítimo junto al Memorial de Omaha Beach, conocida como la escultura de «los bravos», dos soldados con el mar de fondo. En su litoral, en la Pointe du Hoc los soldados realizaron una operación casi suicida: escalar 30 m de un acantilado, asaltar la batería alemana y destruir sus armas. Lo consiguieron, aunque con muchas bajas. Hoy este tramo costero se recorre por un sendero panorámico, mientras se ven restos de aquella armería alemana. En el municipio también destaca el Museo Overlord, otra visita de interés, donde se expone una colección de objetos y maquinaria que incluye tanques blindados y reconstrucciones a gran escala de escenas de la guerra.

 

Colleville-sur-Mer

COLLEVILLE-SUR-MER

En Colleville-sur-Mer también se puede visitar el cementerio americano, posiblemente el más famoso de los creados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Inaugurado en 1956 en una explanada de 70 hectáreasconcedidas por Francia a Estados Unidos, acoge cerca de 10.000 cruces y estrellas de David perfectamente alineadas, muchas de ellas sin ningún nombre. Su visita impresiona. El cementerio incluye un Centro de Visitantes, una Capilla y el Jardín de los Desaparecidos, donde están grabados los nombres de 1557 soldados americanos caídos. El municipio tiene otro cementerio menos conocido, el de Cambe, donde yacen soldados alemanes.

 

Playa de Utah

PLAYA DE UTAH

Entre Sainte-Marie-du-Mont y Quinéville, este sector fue elegido por los aliados americanos para acceder al puerto de Cherbourg como punto estratégico. En el mismo lugar en el que las tropas americanas desembarcaron el 6 de junio de 1944, hoy el Museo de Utah Beach propone un recorrido cronológico completo. Entre otros objetos y documentos, la estrella del museo es un bombardero B-26 auténtico.

La iglesia de los paracaidistas

LA IGLESIA DE LOS PARACAIDISTAS

La visita más curiosa en la zona es al cercano pueblo de Sainte-Mère-Èglise, donde el paracaídas del soldado John Steele quedó enganchado en el campanario de la iglesia. Se hizo el muerto para evitar que los alemanes le disparasen, y consiguió salvarse. El templo tiene una curiosa vidriera con la Virgen rodeada de paracaidistas.

 

Gold Beach

GOLD BEACH

Esta playa de Arromanches, en el centro de la zona del desembarco, fue destinado al 50º Northumbrian, la división del general británico Graham. En la zona aún se pueden ver vestigios del puerto artificial que fue creado para la batalla, una de las mayores hazañas de ingeniería militar de la época: por sus diques artificiales entraron 220.000 soldados, 530.000 toneladas de suministros y 39.000 vehículos. Cerca de la playa también quedan restos de la batería alemana de Longues-sur-Mer, protegida por un búnker de cemento y situada en un punto con vistas excelentes al canal de La Mancha. Es la que mejor se ha conservado, y la única declarada Monumento Histórico.

 

Memorias de Arromanches

MEMORIAS DE ARROMANCHES

El Museo del Desembarco repasa los detalles de la construcción artificial del puerto y el Centro Arromanches 360º proyecta en una pantalla circular imágenes rodadas por los dos bandos durante los 100 días de la batalla de Normandía. La película da un baño de realidad.

Próximo a Arromanches, el pueblo de Bayeux, uno de los primeros liberados en suelo francés, también tiene un Memorial con los nombres de 1800 fallecidos en la batalla. Enfrente, el cementerio militar de Bayeux acoge más de 4000 tumbas.

 

Sword Beach

SWORD BEACH

Bajo las órdenes del comandante Kieffer, el Commando 4 franco-británico desembarcó en esta playa del pueblo de Ouistreham, donde en 2014 se conmemoró el 70º aniversario del Desembarco. El pueblo también cuenta Le Grand Bunker, museo del Muro del Atlántico y otro sobre el Comando Numero 4.

 

Juno Beach

JUNO BEACH

Esta playa de Courseuilles-sur-Mer fue destinada a los ejércitos canadienses. El 6 de junio de aquel año desembarcaban aquí cerca de 14.000 solados. Fue un sector muy castigado, como se explica en el Centro de Visitantes de Juno Beach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *